A la hora de acoger a un nuevo miembro canino a la familia, es fundamental elegir la clínica veterinaria en Tenerife sur adecuada. Cuando la adopción se produce en las fases de edad más tempranas del perro, este lugar cumple las funciones de pediatría canina.

Hay una serie de pasos que se deben dar obligatoriamente para la seguridad y bienestar de la nueva mascota, además de la preparación de su espacio vital, comenzando por la visita a una clínica veterinaria en Tenerife sur. Allí, el perro se verá sometido a unas pruebas que le permitirán establecerse de forma sana y segura en su nuevo hogar.

El primer paso es la vacunación ante agentes infecciosos que pueden afectar al cachorro y que están legislados para la buena convivencia. A partir de aquí, el veterinario establecerá una cartilla en la que vendrán recogidas todas las vacunas que deberá ponerse y en qué momento. Después, llega el momento de desparasitar, un proceso que se ha modernizado y agilizado con los años gracias al uso de productos químicos no nocivos para la salud del can que busca eliminar pulgas o garrapatas que hayan podido acercarse al perro antes de su adopción.

Por último, se realiza una revisión general de la salud del animal en la que se tienen en cuenta varios aspectos como su dentadura, el espesor del pelaje o la sangre, para detectar cualquier anomalía que vaya a derivar en una dolencia y tratarla antes de que se convierta en un problema mayor.

En el Centro Veterinario Antares te ofrecemos todos los servicios necesarios para la correcta adaptación de cachorros y perros de todas las edades tras adoptarlos. Pon a tu mascota en manos de nuestros profesionales para asegurar su bienestar y salud en los primeros pasos de su nueva vida en familia.